10.1.07
  404. ADSL



Hola.

Este sugerente/repugnante cromo de aquí arriba, salvo cataclismos inesperados, marca un antes y un después en este blog, en el otro y, en general, en la vida de mi alter ego virtual aquí presente. Porque hace sólo una hora, a eso de las 13.00 hora española, ha venido por fin un técnico de la compañía telefónica correspondiente y me ha dado acceso, definitivamente, a la enmarañada red mundial de telecomunicaciones. Por primera vez en la vida, tengo conexión ADSL en mi propia casa, en mi pisito del centro de Madrid.

He pasado unas navidades bastante ansioso; porque después de numerosos cambios de carácter laboral, de haber dejado tres curros en cosa de dos meses, de no encontrar ningún lugar bajo las estrellas en el que sentirme a gusto, y de estar a punto de coger un petate e irme a vivir a la playa con una chica a la que conocía de una semaa, los acontecimientos se han precipitado, y en lo que tardaron Papá Noel y los Reyes Magos en darse el relevo he convertido mi otrora desvencijado y lúgubre zulo chamberilero en un atractivo loft con un innegable encanto: paredes en tonos pastel, muebles de IKEA a juego, cortinas de seda que caen en cascada sobre imponentes tiestos con plantas de un vigor que tira de espaldas, espejos de diseño, la pecera (habitada a día de hoy por tan solo tres supervivientes: Zappa, Hendrix y Mercury), más bonita que nunca, gobernando la entrada y haciendo de separación entre la zona de estudio y la sala de estar, potentes y cegadoras luces halógenas para cuando hay visitas y también delicados apliques de Natura para los momentos de intimidad... El detalle más acogedor lo crea la moqueta que por circunstancias tuve que poner para tapar el anterior sintasol, bastante raído por el tiempo. Es de color gris jaspeado, le da un aspecto estupendo, y paseándome descalzo por la casa me siento todavía más dinámico y juvenil de lo habitual. Pero no puedo ocultar que me estoy volviendo un quisquilloso y que me temo que en unos meses va a estar asquerosa. Pero no podía ser perfecto. Ah, compré también una mesa de mus profesional (plegable), con sus ceniceritos y su tapete redondo, que en un pis pas la monto en la zona diáfana central y ha dotado a nuestras timbas de una categoría que ya quisiera para sí el señor Mingote. También he conectado por fin el tocadiscos y la cadena como siempre había soñado, con un derivador de doble banda (o como se llame) que discrimina el sonido de uno a otro aparato a mi antojo lanzándolo poderosamente hacia los cuatro altavoces estratégicamente colocados a casi dos metros ochenta de alto, que dominan toda la estancia principal. Por cierto, que las cinco bolsas de cassettes de las que hablaba hace unas semanas, cuando mi casa estaba todavía rebosante de escombros, se las regalé a los obreros, y les hizo una ilusión enorme. Las 21 pulgadas de mi tele de Alcampo se me quedan pequeñas, y el DVD me empieza a fallar una de cada dos veces, pero ahora todo eso son minucias, puesto que como decía al principio, hace apenas una hora me han instalado el ADSL en mi PC de antepenúltima generación. El E-Mule ya está dando guerra, y ahora he venido aquí a dejar constancia con este cromo en el que salen tetas, porque por fin tengo ADSL, como decía, y voy a ver tetas hasta que me salgan pezones en las córneas, y es que, parafraseando al anuncio de "Érase una vez la vida" por entregas, internet es «Como una enciclopedia, pero llena de tetas».

No quepo en mí de gozo.

Por una vez, mis amigos tienen cierta envidia del apartementito que me he montado, y no ven mi hogar como un simple lugar de encuentro pasajero semi-clandestino en el ver películas tirado en un sofá que se cae a cachos y derramar alegremente bebidas y palomitas sobre la alfombra. Unos dicen que la decoración es bastante gay; otros, que es bastante hippie (lo que realmente me ha dolido); y todos coinciden en que parece un picadero de diseño, que es de lo que se trata, en el fondo.

Me daba un poco de vergüenza confesar que nunca he tenido internet en mi propia casa, ahora que estamos a punto de entrar en el 3.0 y mis amigos empiezan a comprarse máquinas de realidad virtual y salas de peligro, pero es que el Progreso me odia. Supongo que ha llegado el momento de exprimir a fondo el invento y, mientras tenga tanto tiempo libre como preveo que tendré durante la primera mitad de este 2007, recuperaré el ritmo de posteo de hace más o menos un año, y Frunobuland resurgirá de sus cenizas (esto lo digo por aquellos que han mostrado interés en mi otrora blog principal de relativo éxito internacional... Gracias, chatos).

Etiquetas:

 
_____________________________________________________________________________________________
Comments:
Me encanto la foto del pene
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home


Cualo es esto
El Álbum de cromos de Frunobulax.

Subscribe with Bloglines
Subscríbete al Frunoflickr!



Instantáneas anteriores
  • 403. Rose garden
  • 402. Cheesecake girl
  • 402. Humor grueso de temporada
  • 401. Drunk Santa
  • 400. ¡¡FELIZ NAVEGAR!!
  • 399. Spam
  • 398. LUCHA ANIMAL #01
  • 397. warholizer4631962
  • 396. Bobby McFerrin
  • 395. White trash, 2nd. generation

  • Por favor, arrojen su spam aquí
    .

    Enlaces
  • Frunobuland
  • Flickr
  • Flickr blog
  • Google images
  • Mappr
  • Comic Life
  • Flickr pools
  • 42
  • LEGO
  • Ghosts
  • Horror
  • Stencil
  • Spooky
  • Madrid
  • Horror!
  • Graffiti
  • Lynched
  • ROBOTS
  • Your Art
  • Statuary
  • Emotions
  • Bad signs
  • Sculpture
  • Kitsch itch
  • Old Photos
  • Steampunk
  • As She Was
  • SciFi Books
  • Necrophilia
  • Pulp Fiction
  • Lego Freaks
  • Ozymandias
  • Ghost Towns
  • Superheroes
  • Fashion Past
  • Frank Zappa
  • Urban Decay
  • Found Photos
  • La Vía Láctea
  • Pussycat dolls
  • Bones 'n skulls
  • WWII Vintage
  • Plastic people
  • aPeeling Paint
  • New York City
  • Memento mori
  • Utterly surreal
  • Urban entropy
  • Satan's minions
  • Lucha Va Voom
  • Simpsons avatar
  • Book Cover Club
  • Fantastic Plastic
  • Fantastic Freaks
  • Wacky packages
  • Vanishing beauty
  • Roadside rubbish
  • Least interesting!
  • The comics group
  • Film Noir inspired
  • Globetrotting Ernie
  • Vintage Advertising
  • Lomo Fakers League
  • Obscure references
  • Las calles de Madrid
  • Children of the night
  • Shot with Spiderman
  • Weird but wonderful
  • Roadside Attractions
  • What the Hell is that?
  • Wonders of Oxidation
  • Giant fiberglass statues
  • Protests, political art...
  • The dead shall be raised
  • Science fiction unleashed
  • Large Breasts (Non-Nude)
  • Cemeteries and sensuality
  • Another Roadside Attraction
  • Mutants, mutated, mutations
  • Gargoyles, grotesques and angels
  • Etiquetas
  • 500
  • Algodonía poética
  • AUTOARQUEOLOGIA
  • Chicha
  • Cromos Terrorismo Pop
  • Descarga del día
  • Dibujitos
  • Drive-in blog
  • Estatuas
  • Fanzines para todos
  • Felin-o-rama
  • Giocóndromo
  • Land escapes
  • Lindsay Lohan
  • Lobbycardiana
  • Lucha animal
  • Luchalibrario
  • Mondo Brutto
  • Moooovierecord
  • Nazis malos
  • No
  • Patrulla X-Sprites
  • Pin-uperías
  • Portadalandia
  • Pretérito futuro
  • Ramoneras
  • Robots
  • Simp ton ni son
  • Sobre cine
  • Sobre música
  • Twitter
  • Archivos
    agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / marzo 2010 / octubre 2012 /


    Hecho con Blogger