17.5.07
  Twit #00032

En un comentario del último tuíter que puse, C. Rancio me decía que no desprecie la política, que también tiene su lado divertido (espero que me permita que edite su frase para resumir). Y me quedé un rato pensando qué responder, porque como decía en el post, yo procuro pasarme las 24 horas del día sumido en una existencia ficticia, imaginándome que vivo en el país de la piruleta, que mis vecinos son los Flanders, que Superman existe o que tengo poderes mutantes latentes que me permitirán en breve detener el tiempo y poder meter mano a todas esas muchachas que se pasean al otro lado de la ventana ataviadas primaveralmente, sin que se den cuenta. Las noticias de la tele me aburren como a un niño de tres años, salvo cuando sale un ligre, anuncian la gira del Camionosaurio o narran las aventuras de un asesino en serie que deja románticos mensajes con pintalabios. O cuando sale Lindsay Lohan entrando o saliendo de detox en minifalda, claro.

Por lo demás, al único entertainer al que sigo, con un bol de palomitas en cada mano, es a mi amigo imaginario Sánchez-Dragó, porque me recuerda al cuentacuentos de la vieja serie de Jim Henson. Si pudiera leerme, le recomendaría que diese las noticias delante de una chimenea, fumando en pipa y con un sombrero de Merlín, y ya sería mi programa favorito de todos los tiempos.

(Inciso: una ayudita, por favor: ¿alguien me puede traducir del fernandosánchez-dragués al castellano, y aclararme a quién va a votar don Fernando, a juzgar por estas declaraciones? Lo pido en serio).

Ayer también me reí un rato viendo el intercambio de berrinches entre Gallardón y Miguel Sevaahostiar en TVE 1, porque dejaron en ridículo a los guionistas de los muñegotes de Canal +. No sé si a esto se refería Ran. Yo casi lloraba de la risa. Me recordaron a los personajes de "Muertos de risa" de De la Iglesia. Pero... ¿a quién voto?, ¿a Faemino o a Cansado?, ¿a Martes o a Trece? Estoy en un sinvivir...

También son cachondas las entrevistas que salen de vez en cuando con los alcaldes exóticos que adornan los consistorios de muchas de las pequeñas pedanías de nuestra piel de toro: Yola Berrocal optando a la alcaldía de Marbella, el alcalde cantarín, el alcalde deportista, el alcalde pijo, el alcalde gruñón, el alcalde filósofo, el alcalde rockero, los dos albinos con tupé que se presentan en Villarriba, el hombre púrpura tuerto de Villabajo, un alcalde gay y vampiro del PSOE de no sé qué pueblo (éste es de verdad, que yo lo he visto) o ese divertido chimpancé con estrías que quiere revalidar su trono en la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

A lo mejor la parte jocosa está en los tropezones con que los políticos quitan hierro a sus asuntos de vez en cuando. Como esas imágenes tantas veces vistas del parlamento canario lleno a rebosar de funcionarios partiéndose de risa; el magistral traspiés de "Viva Honduras"; lo de "Manda buevos"; el inolvidable "Te pego leche"; o el "Se sienten coño"...

Todos esos programas que hacen risas a costa de la actualidad de los políticos (desde el primer CQC, ahora son casi todos: esa cosa tan horrible de Eva Hache, Buenafuente, Aquí hay tomate...) no me suelen hacer gracia. No hay cosa que me guste menos, de hecho. Poner un video de Aznar diciendo que "si bebes conduce", y a continuación risas enlatadas y un supuesto cómico poniendo cara de perdonavidas diciendo que qué infame que es ese señor, o el otro, con cualquier penosa ocurrencia. Y el gallinero que se sujeta el pecho para no partirse de risa. De verdad que no entiendo dónde le ven la gracia. ¿Por qué a la gente le satisface que le digan lo que quiere oír, contado jocosamente por un payasete desde su tribuna-parapeto de superioridad moral? Si acaso me hace un poquito de gracia escuchar a Jiménez Losantos en la COPE, cuando lo ponen en los zapping de la tele, poque es visceral, es sincero, se deja el pellejo, se devana los sesos buscando símiles hirientes hacia ZP, y es innegable que el tío es ocurrente. Terriblemente real, terrorífico, pero tan disparatado que se te escapa la risa condescendiente.

No hay ninguna diferencia con lo que hacen Cuatro o la Sexta persiguiendo a la derecha, pero estos lo hacen sin ninguna gracia. A lo mejor esperan que su audiencia les tire cacahuetes, si no no lo entiendo. Aunque me considere algo más cercano a la ideología de la izquierda, me da bastante ascopena escuchar los mismos chascarrillos siempre hacia los cabecillas del PP, hacia Julián Muñoz o hacia Franco con el video ése en el que lee un discurso en inglés. Me provoca mucho malestar, me da mal rollo. No lo pillo. Alguien debería decirles que es como el chiste del perro Mistetas: que cuanto más lo repitas menos gracia tiene. Que cambien de rollo, porque da grima.

¿Qué más cosas hay divertidas en la política? Yo encuentro muy pocas. De verdad que no me hace mucha gracia. Sí, sé que es un cliché, que es la opción más fácil renunciar a nuestros derechos democráticos y constitucionales (ja, esto sí tiene su gracia), y no pretendo desligarme de ese alto porcentaje de gente que no hemos votado ni votaremos nunca, por dejadez, por aburrimiento, por absoluta falta de interés. Sé que no digo nada original, ni lo pretendo. Pero es lo que pienso, y lo he pensado muchas veces, claro. La frase que me gusta usar es que a mí los políticos me importan tanto como yo a ellos. Por eso no les presto atención.

Por no hablar de aquello de que casi todos los políticos son talmente como Joe "Diamante" Quimby (el alcalde de Springfield) o los que salen el los chistes de Forges. Incluso peores. A menudo la realidad de sus actos de picaresca (o directamente delincuencia) superan la ficción.

Y eso es lo que más me jode: que se supere la ficción. La ficción mola mucho más, siempre. Insisto en la idea del twitidito anterior: me cago en el mundo real. Y voy a votar a mi gato.

Etiquetas:

 
_____________________________________________________________________________________________
Comments:
FSD puede votar al PP, que es quien le paga, o votar al PP en las autonómicas (le paga Espe que no Gallardón -y el matiz no es baladí: que se lo digan a su antecesor Germán Yanke, despedido por la Aguirre por su tibieza a la hora de defender los valores del sector duro del PP-) y a Falange en las municipales (a una de las mil -no sé a cuál-, pero al hombre le gusta coquetear con los azules desde hace la tira y de cuando en cuando participa en sus actos) o votar en blanco (aunque eso de "en defensa propia" suena a que votará al PP). Yo continuaré sin votar, como llevo haciendo desde el 96, cuando voté gilipollescamente a FE/JONS al Congreso y a IU/Verdes al Senado (aunque tal vez de este último voto no me arrepiento del todo porque aún estaba Anguita y, aunque el hombre se me ha caído bastante, comparado con lo que hay hoy, cuando lo leo en alguna entrevista para REBELION o páginas similares, me sigue pareciendo un superhéroe marveliano en comparación con lo que hoy pulula -empezando por su propio partido/coalición-).
 
A mí es lo que me ha dado a entender, que no va a votar al partido de Espe y Magneto por defender "lo suyo y a los suyos" y todo eso, por la censura de Telemadrid. Pero no entiendo entonces a quién. Que simpatiza con los azules sí lo sabia, pero también me cuadraría que votase a los Verdes (por su faceta Delaquadrasalcedo); o a los rojos (por cualquier motivo irracional que se le ocurra y que yo no llegaría a entender nunca); o a Nueva España o un partido parecido (por su diletantismo tradicionalista y progre-pero-conservadorazo); o a una minoría budista, o a cualquier cosa.

Este hombre es tan contradictorio, tan raro y le entiendo tan poco que por eso me fascina. Yo si no estoy de resaca el día de las elecciones voy a ir a votar a lo mismo que él (sería la primera vez en mi vida), sólo por contárselo a mis nietos. Y ojalá se presentara él...
 
Ah, qué torpe estoy... Lo había entendido al revés, y te había leído mal. Supongo que sí, que cuando dice que votará "en defensa propia" quiere decir que votará al PP, a su pérfida jefa la Espe. Tiene más sentido, claro...

Si es que llevo unos días que no sé leer nada que no esté escrito en bocadillos dentro de viñetas :)
 
Yo te aconsejo que, en unas elecciones tan inmediatas como las municipales/autonómicas de una comunidad uniprovincial como ésta, si crees que alguien va a hacer algo que te mole, le votes, si no, no. Realmente, el único voto que todavía tiene algún sentido es el municipal y autonómico/uniprovincial porque ahí si se nota en algo la acción de unos con respecto a otros, dada su inmediatez. Cuando el voto corresponde a niveles más elevados (autonomías multiprovinciales, generales, y ya no digamos europeas), da igual votar o no porque no decides una mierda.
Yo, si viviese por los predios de Xabi, votaba sin dudar por ANV.
 
Jajaja, no me haga mucho caso, Apolíticox, que mi interés por la política no deja de ser una manifestación más de mi interés por cosas obsoletas y demodés, como el swing o los libros de Henri de Montherlant.

Respuesta frívola, sí, pero es que son las 8 y media de la mañana.

Pd: me gusta lo de Ran, soy muy fan de Kurosawa
 
¿Le gusta Montherlant?
En EFIMERA (pulsar en la barra lateral de mi blog) hemos comentado algo sobre él, en la entrada titulada LOS "IDEALES" (que, en parte, guarda relación con las inquietudes frunescas en el presente hilo).
 
Mucho, señor Márquez. Lo había mencionado a la buena de dios, por citar a alguien completamente olvidado incluso en su tierra, pero me gusta de verdad. Port Royal es sublime.

Y hablando de política y estética, ha visto la que le ha caido encima al pobre Brian Ferry por elogiar la estética nazi? A su edad ya tendría que saber estas cosas...
 
Lo comentaba Pussy en su blog. De todos modos, yo creo que a Ferry (como en buena medida a mí) ya se la suda todo. Si esto se va a la mierda... Vivamos lo que nos queda sin ocultismos ni armarios de ninguna clase.
 
No, no, aquí no se hunde nada, y más vale saberlo y obrar en consecuencia.

Y sobre lo de Ferry, lo imperdonable en un dandy como él es cuestión de buen gusto, no de política y menos de moral: los nazis eran unos horteras, e incluyo a Speer y a la Riefensthal.

Los fascistas eran otra cosa, si bien no siempre.
 
Me parece bastante más impresentable la estética imperante gay/oenegera del binomio Zapaterolo y aquí andamos, tragando. O el rollo rapero botellónico okupa. O las drag queens de aspecto esperpéntico. O las tías viejas (como la vice) que se tiñen el pelo de colorines o se lo peinan a lo punkarra. O... podría seguir hasta el infinito.
De todas formas, si tan imperdonable le resultan las filias de Ferry, mándele alguna carta al director a alguna asociación de vigilancia sionista inglesa para que le amarguen los años de vejez que le quedan al pobre. Por cierto, me parece mucho más lesivo en cuestión de gustos la fijación ferryana por Zimmermann (gemelo univitelino de la Riefensthal ¿no?) que cualquier querencia pronazi, incluida una hipotética calentura por las mollas del tío Adolf (que tanto excitaban a nuestro inmortal Dalí).
 
Jajaja, comparando siempre se puede ir a peor, y se lo digo como tonto útil socialdemócrata que soy. No me trate como a un lector de Zero o cosas de esas, que soy fan de Ferry, y como decía, los fascistas tenían a Sironi, a Terragni o a Malaparte, que eran grandes, mientras los nazis tenían a... pues a Speer, pobre traidor.
 
Me cansa bastante, tras veinte años bregando con "nacionales", hablar de cosas pardas. Aquí le dejo algunas de las últimas impresiones (ya fuera del ámbito propiamente "nacional" y, por tanto, seguro que las más interesantes), extraídas de MALEDETTI, el primer foro vinculado a mi web LINEA DE SOMBRA:

ELDERLY DIXIT:
El jueves pasado tuve el placer de disfrutar del denominado "documental del mes" en los cines Verdi, que en esta ocasión programó el documental alemán EL EXPERIMENTO GOEBBELS y que consistía en una serie de imágenes inéditas con el acompañamiento de fragmentos leídos de los diarios de Goebbels.
Pues bien, creo que los nazis habrían hecho carrera patentando sus logos (creo que la cosa parda ha dado más dinero en merchandising casi cualquier otra cosa: cualquier libraco que tenga una esvástica en la portada no dura nada en las estanterías de esas librerías de aeropuerto). Es un tema éste que se debatió en el anterior foro. Ya dije allí que "todos los naipes del nazismo me parecen, en puridad, unos mostrencos. No hay más que ver que, tras la derrota de Stalingrado, esta gente se dedicó durante casi 5 meses a debatir la conveniencia o no de prohibir las carreras de caballos en Alemania, en medio de la incipiente debacle" y que "el aspecto New Age, esotérico, porno trash, fetish body mengelian Art, dress code, lábaros y tambores, arian kitsch and so on… pues es muy atractivo, claro. Ejerce su fascinación en casi todo el mundo". Surgidos de la matriz corrupta de Weimar y siendo su legítima continuación (el nazismo llega al poder en las urnas), no podía esperarse mucho más de la aventura. Al final todo fue un somatén ultraviolento de descerebrados armados por la burguesía para matar comunistas. Los verdaderos revolucionarios acabaron siendo masacrados por Hitler, mientras que algunos otros (Richard Scheringer, Beppo Römer, Bodo Uhse…) salían del NSDAP para ingresar en las filas del KPD y enfrentarse a Hitler.
Para alguien que, como yo, ha orientado su formación a los mass media y la publicidad, Goebbels no puede ser sino el principal referente de la democracia moderna, de la cual es el padre (en efecto, nuestros intercambios mediáticos están modulados por el patrón que Josef imprimió a esta cosa sedicentemente denominada prensa libre y libertad de expresión). El nazismo no fue el horror extremo sino la explicitud total del capitalismo.
Y es que ni siquiera conmueve escuchar a ese jovencito subempleado en Colonia durante la República de Weimar describirse como un joven "lleno de revolución y pesimismo". En mi ignorancia no sabía que el Doctor Goebbels había tenido la polio y que tenía un pie
malogrado, calzado con algo muy semejante a una plancha de carbón. Ver descender del coche a ese inválido para decir a la prensa a la entrada del Reichstag que el régimen estaba caduco daba bastante grima, tanta como oírle perorar sobre al revolución nacional y conservadora.
Luego está la historia de su romance y casamiento con ese pánzer de mujer que respondía por Magda, robusta mujerona para tan magro esposo, contrahecho y escuálido. Parece que como el Doctor Goebbels no medraba lo bastante en la jerarquía nazi y que éste tonteaba con una actriz checa, Josef cuenta cómo Magda "lo humillaba" (supongo que en alguna coqueta escena doméstica lo llamaría cojo y todo eso). El Doctor desgranaba sus cuitas en el papel, lamentándose de la escasa comprensión que el führer tenía del "sozialismus" (como de casi todos los ismos, por otra parte), lo mucho que detestaba a Leni Riefensthal (lo cual le honra, algún día dedicaré aquí un texto desmitificador de la Riefensthal) y a Göering (quien no sólo se aventuró a desaconsejar de la guerra total, sino que, en vísperas de la derrota, aparece con un uniforme gris perla con solapas de seda enjoyado hasta las cejas, nada que ver con el somero atuendo cuasi maoísta que gastó en los Procesos de Nüremberg).
En sintonía con lo que digo, me llamó la atención el hecho de que el tío Adolf comenzara sus discursos con un "compañeros y compañeras". Los nazis inauguraron la corrección política, porque, después de medio siglo de simbólica purga, ¿quién se atreve a decir que el trabajo no nos hace libres?
El documental termina con un primer plano de los restos socarrados del Doctor Goebbels, con un primer plano de su mano adoptando la misma forma que tenía durante sus mítines, como si sujetara una bola invisible de béisbol. La escena era una especie de bodegón, un memento mori con los oficiales del Ejército Rojo contemplando inexpresivamente la mojama. En su mirada no había cólera ni venganza, sino la satisfacción del trabajo bien hecho. Por cierto que el trozo marronoso y reseco se parecía mogollón al de esos "contratistas"
usacos calcinados por la chusma irakí. Aquellos milicos parecían descomunales morcillas de Burgos. Tal como el Doctor Goebbels, de cuya cosmovisión eran adelantados discípulos.


MALEDETTO DIXIT:
Iniciamos hoy un nuevo espacio que espero sea entretenido para todos
y muy participativo.
No sé qué opinión tienen ustedes sobre Goering, pero a mí es un
personaje que siempre me ha intrigado. Creador de la Luftwaffe,
inspirador de la Gestapo y de los campos de concentración era
políticamente cobarde aunque un funcionario capaz, astuto e
importante. Sobre todo esto último, pues en septiembre de 1939 ya era
proclamado oficialmente sucesor del Führer, desbancando a los demás
sátrapas de la corte (Hess, Bormann, Himmler...).
Lo que me fascina de Goering es su modus vivendi más cercano a "La
caída de los dioses" viscontiano que a la austeridad hitleriana. Este genio barroco, a partir del 41 se sumergió en una vida de placeres y fastuosidades realmente Asombrosa. Para esta época Goering-Nerón había logrado todo lo que soñaba: era gran visir, mariscal del Reich, enormemente rico y poderoso. Creía que la guerra estaba ganada, al contrario que el estado mayor. Y se dedicó a vivir sus días de vino y rosas que dejaban en pañales al mismísimo Ari Onassis.
No importaban el fracaso de la Luftwaffe, el hundimiento de la
industria alemana o el peligro de los bombarderos enemigos. En el
inmenso palacio campestre de Schorfheide (Karinhall), Goering
aparecía un día ataviado de mahrajá oriental, para el día siguiente
enfundarse un deslumbrante uniforme azul llevando en la mano un
bastón de oro puro y marfil con incrustaciones de pedrería; en otra ocasión se vestía de seda blanca igual que un Dux veneciano, adornado de joyas, portando en su cabeza las astas simbólicas del ciervo de San Huberto y una cruz esvástica de relucientes perlas entre la punta de los cuernos.
Este precursor de Elvis, Keith Moon, Brian Jones o Liberace celebraba fiestas interminables, orgías romanas, cacerías, reuniones de altísimo copete donde enseñaba a sus distinguidos invitados las
maravillas arquitectónicas y artísticas de su morada: un despacho inmenso como la mitad de una iglesia, una biblioteca semejante a la del Vaticano con una mesa de ocho metros de largo, toda de caoba, con incrustaciones de esvásticas en bronce, sosteniendo dos grandes candelabros barrocos de oro, una escribanía de ónice y una interminable regla de marfil adornada con piedras preciosas.
Mientras el maestro se recreaba en sus oropeles, sus secuaces
llegaban continuamente procedentes de París y Roma, de Atenas y Kiev,
e incluso de los museos alemanes, trayendo su tributo de joyas y
estatuas, pinturas de los viejos maestros, tapices de los Gobelinos,
retablos, trabajos delicados de los plateros de Augsburgo y toda
clase de obras sacadas de los museos y los viejos palacios de las más antiguas y famosas ciudades del mundo. Parece como si "El tren" de
Frankenheimer no fuera suficiente para él. Su sed insaciable le
convertía en la pesadilla ideal para la Revolución Meiji.
¡Esto sí era nivel de vida, amiguitos!


EL ZURDO DIXIT:
Entiendo que a Maledetto, como buen degustador del Casanova
felliniano, le resulte simpático el orondo Hermann. Yo decanto mis
simpatías por su opuesto, el austero Hess (émulo existencial del
eremítico Dzerzhinsky -primer jefe de la policía secreta soviética y
profundamente admirado por mi maestro zen-). La imagen descrita por Speer de HG recibiéndolo en su fastuosa mansión bien cocido de
morfina, maquillado como una puerta, con las uñas pintadas y batín de seda para hablar de provisiones de armamento siempre me ha dado el mismo repelús que los grititos de Nerón/Ustinov en QUO VADIS o que la cetácea drag Shangay Lilí con su turbante.
Yo soy básicamente criatura constructora y urdidora, amiga de
misterios y complejidades (por tanto, nada barroca), y lo disoluto, si no va acompañado de sobrehumana elegancia y un punto de meditación moral (Jünger, Lecter, Mishima, Welles, Ferry, Cohen, o, a su peculiar manera, ese trasunto de nuestro Xenius que era Piccoli tirándose cuescos en LA GRANDE BOUFFE...), me echa p'atrás y me acaba, indefectiblemente, recordando al cliché que siempre he odiado más, Sodoma (la punición contra ella es el único punto que me une a Yaveh -un dios que, por lo general, siempre me ha caído gordo por su inseguridad y plebeyismo-).


ELDERLY DIXIT:
Me ha recordado usted a Bowie cuando dijo que Hitler fue la primera rockstar y que se movía en los mítines como Jagger. Claro que, me intimida su bagaje, Sr. Maledetto, debe de tener un horrible vicio libresco. Porque ¿dónde encuentra usted estos gossips? Lo que no sabía yo era que Goering fuera una especie de mezcla entre Somerset Maugham y Luis Antonio de Villena pero sin kultura ninguna (lo digo por los anillazos y esa cosa peplum y narcokitsch). En cualquier caso, se han retratado mis dos referencias musicoestéticas del momento: El Zurdo y Maledetto. El primero apostando por la densidad de la Idea y el otro por el esteticismo. Consecuencia lógica de dichas perspectivas es quizá la postura de uno y otro ante esa plataforma de tendencias llamada NSDAP: desdeñable para uno y entiendo que sólo ideográficamente interesante para otro.
Estaba lejos de saber que Goering era algo así como un favorito o delfín aventajado de Hitler (aunque fue su sucesor en un primer momento), sobre todo a partir del colapso de la Luftwaffe. Adolfito siempre vio con desconfianza a G., cosa no extraña dado su natural austero y el extreme vegetarian way of life. Y delegó en una tríada cuyos nombres ahora no recuerdo (pero en la que estaba Bormann y no G.) que éste denominaba los “Reyes Magos”. Además G fue un relativo moderado, expresando a Hitler su cautela ante una guerra total, hecho que también lo desacreditó a ojos del Führer.
A mi todos los naipes del nazismo me parecen, en puridad, unos mostrencos. No hay más que ver que, tras la derrota de Stalingrado, esta gente se dedicó durante casi 5 meses a debatir la conveniencia o no de prohibir las carreras de caballos en Alemania, en medio de la incipiente debacle. De Hess me conmueve su episodio terminal, viajando de incógnito a Escocia para tramar no sé que alianzas en virtud de una favorable conjunción astral augurada por quiromantes griálicos para que Alemania cambiara el curso de la guerra. Su soledad final lo hace más entrañable, y quizá fue el único personaje íntegro de toda la banda, poco amigo de intrigas y de lealtad inquebrantable al Führer. Más que nada se me hace más simpático por oposición a Speer, encumbrado mediáticamente como el nazi bueno, mientras Hess ha sido sepultado por hipócritas paladas de caca. El aspecto New Age, esotérico, porno trash, fetish body mengelian Art, dress code, lábaros y tambores, arian kitsch and so on… pues es muy atractivo, claro. Ejerce su fascinación en casi todo el mundo.
Mi voto de la Galería Teutona va para Goebbels. Por su aspecto antihumano (de fealdad foucaultiana), sus gabardinas y gabanes de cuero (leather fit), tocayo mío y, también como yo, nativo de Escorpio. Además de un genio en lo suyo, más allá de al servicio de qué aberración lo dispusiera. Y a la izquierda del NSDAP, de hecho casi bolchevizante. Valga recordar el mitin de abril del 32 en el Palacio de Deportes, al que invitó a participar al canciller Brüning, el cual no compareció. Llegado el momento, ante una muchedumbre extática (supongo que también muy burra) Goebbels aparece con una maleta y anuncia que lleva allí al canciller (imagínense la escena, en plena atmósfera golpista, con un grupo de matones de las SA alrededor y una violencia ambiental masticable). De allí saca una bobina en la que ha grabado el último discurso del canciller. D.J. Goebbels pone la cinta, haciéndola parar aquí y allá para responder a Brüning, reduciéndolo dialécticamente a picadillo. Con la gente casi en trance (eso sí eran trances y no los “viajes” ibicencos).


MALEDETTO DIXIT:
Bueno señores, de los excesos que tanto les repatean damos paso ahora -en un segundo capítulo- a la austeridad, el misticismo y la ausencia de la siniestra figura de Heinrich Himmler; sin duda el hombre más práctico y más respetado del nazismo (sus subordinados le guardaron lealtad hasta después de muerto y nadie conspiró contra él).
Si Goering era la Barbra Streissand del nazismo, Himmler sería indudablemente John Deacon, el bajista del grupo más barroco de la historia de la música popular: Queen. Deacon, hombre práctico y disciplinado donde los haya, se limitaba a hacer su trabajo y punto.
Nada de orgías con Freddie, ni lujos, ni palacios, ni artificios... Tan solo pura efectividad en estudio y en directo; un trabajo cerebral, una imagen recatada, una vida disciplinada y sumamente ordenada, una celosamente guardada intimidad y total despreocupación acerca del modus vivendi de sus compañeros.
Injustamente la historia nos retrata a Himmler como un ser despiadado y lleno de malicia. Nada más lejos de la realidad. Al igual que Deacon, Heinrich era pura abstracción impersonal que jamás se alteró por nada.
El jefe supremo de las SS (el cuerpo nazi más organizado y el que mejor funcionó de todos) estaba consagrado a la tarea de exterminar a millones de indefensos prisioneros, trabajo que ni le horrorizaba ni le generaba el más mínimo placer. Simplemente lo hacía lo mejor que podía. Como el funcionario ideal -que realmente no existe- o la secretaria perfecta. Si le hubiera tocado pegar sellos de correos, pelar patatas o atender a clientes en una ventanilla lo habría hecho con la misma efectividad y rapidez. La idea de cientos de miles de hombres y mujeres asfixiados en las cámaras de gas, el conocimiento de que las cámaras de tortura estaban llenas de víctimas suyas y de que cada hora del día su nombre era maldecido y execrado por los condenados a muerte de todo un continente... Estas cosillas que a otros volvían locos nunca interrumpieron la germánica regularidad de sus comidas (más cercanas al absolute vegeterian del Führer que a los grasientos vómitos Goeringianos) ni la rutina de su trabajo, ni le robaron un minuto de su tiempo libre. No había sadismo
en él, ni nada explosivo o terrible en su inalterable carácter.
La indiferencia y la frialdad sin embargo pertenecían a un ser ingenuo, poco inteligente y
extraordinariamente ignorante. Cuando sus propios empleados se asustaban ante un holocausto demasiado salvaje, Heinrich replicaba: "¡Pero si son
criminales!". Que tenía ideas de bombero no es difícil de detectar: el hecho de considerarse a sí mismo como la persona adecuada para negociar con los jefes aliados esperando continuar en su puesto con permiso de los vencedores no indica precisamente una
inteligencia diabólica... Pero los grandes inquisidores de la historia no han sido crueles o egoistas, más bien seres anodinos como el pobre
Himmler.
Y ustedes se preguntarán ¿qué tenía de especial el Reichsheini? Un tipo tan insignificante, vulgar y
pedante... Pues bien, señores. En primer lugar y a modo puramente anecdótico, Heinrich Himmler es el
único general nazi que aparece como honorable invitado ¡en un cartel de toros!. Lean sino lo que viene a
continuación PLAZA DE TOROS DE MADRID

El Domingo, 20 de Octubre de 1940

Se verificará, si el tiempo no lo impide, con permiso
de la autoridad, bajo su presidencia, una

GRAN CORRIDA DE TOROS

organizada en honor a

S.E. el ReichFührer S.S. Heinrich Himmler

con asistencia de las Autoridades y Jerarquías del
Partido

SE LIDIARÁN

SEIS MAGNÍFICOS TOROS

3 con divisa azul y encarnado de

D. Bernardo Escudero, de Madrid.

3 con divisa verde y grana de

D. Manuel Arranz de Salamanca

ESPADAS:

MARCIAL LALANDA

RAFAEL ORTEGA "GALLITO"

PEPE LUIZ VAZQUEZ

que confirmará la alternativa

El apartado de los toros se verificará a las doce de
la mañana, vendiéndose los billetes para presenciarla
al precio de 2,50 pesetas.

Se ruega a los señores y señoritas vayan ataviados con el clásico mantón y peineta española.

Una brillante banda amenizará el espectáculo interpretando los más escogidos pasodobles toreros.

La corrida empezará a las cuatro menos cuarto de la tarde.


¿Se imaginan a Don Heinrich saliendo airoso de tan castizo envite? ¿Saltaría al ruedo como espontáneo un tipo con tan poco salero? ¿Probaría luego el rabo de toro? ¡Ni hablar! Además en el tercer toro hubo que suspender la corrida a causa de la lluvia. Parece ser que esto sí le hizo sonreir...
Y es que Himmler era en realidad un sensible amante de los animales. La única caridad que mostraba era hacia ellos. Ninguna medida era demasiado severa para castigar a los hombres. Sin embargo a los animales los defendió siempre a capa y espada. ¿Esto explicaría tiempo después la atracción lepeniana (y oportunista) de la sinpar y explosiva BB? ¿Sería fruto de la semilla himmleriana en territorio ocupado?
En cierta ocasión Himmler declaró: "Nosotros, los alemanes, que somos el único pueblo del mundo que adopta una actitud decente con respecto a los animales, también adoptaremos una actitud decente con respecto a estos animales humanos" (se refería a las mujeres checas y rusas).
El sensible general odiaba la caza, a la que calificaba de "asesinato a sangre fría de animales inocentes e indefensos" y en otro momento expresó a Herr Kersten : "Ese condenado sabueso de Goering se dedica a matar animales. Imagine a un pobre ciervo pastando tranquilamente, cuando de repente aparece un cazador con su escopeta y dispara al pobre animal... ¿encontraría usted placer en esto?"
Heinrich Himmler se adelantó a la moda straight-edge y fue en resumen un amante de los animales, un obseso de los horarios y un especialista en cuadrar la contabilidad, que supo equilibrar siempre el debe y el haber.

Maledetto Mercurio
 
En realidad, ninguno de los políticos carpetovetónicos (ni tampoco el cantamañanas de FSD -te lo dice alguien que lo conoció de cerca y se decepcionó grandemente-) tiene el carisma de tu gato.
El día de votar dale un buen homenaje al minino y habrás cumplido tu deber cívico.
 
Totalmente de acuerdo. Mi gato toma mejores decisiones para la población cuando se lame el culo que todos los demás juntos.

Encima, ayer les vi a los de Madrid disfrazados de vendedores de barquillos o de mamarrachulapos y daba vergüenza ajena.

Yo el único derecho como ciudadano político que he ejercido y que me siento orgulloso por siempre fue pasarme la madrugada entera del 14 al 15 de marzo de hace tres años canturreando a las puertas de los headquarters de Génova, y de ahí a Sol-Atocha y vuelta, flanqueados por centenares de policías simpatiquísimos, que no movieron un dedo, gritándoles cosas cachondas a los sinvergüenzas que supuestamente estaban reunidos dentro.

De lo que decías de ANV, yo creo que si pudiera también les votaría, aunque fuera por transgredir, tocar los cojones y sentirme a gusto. No entiendo por qué nos quieren comer la cabeza y convencernos de que no se puede votar a un partido de abertzales radicales simpatizantes de ETA (partido político de personas que quieren que se defiendan sus ideas; se pongan los otros como se pongan), y sí se puede votar a un partido de simpatizantes de Satanás o de George W., cómplices de no una, sino dos o tres atrocidades de carácter internacional que sin duda alguna dentro de unos años algún iluminado calificará por fin oficialmente como genocidio.

Es todo lo que doy de sí como analista pre-electoral, lo siento.
 
Yo, pese al optimismo socialdemócrata de Rancio, no creo que haya más futuro que un cambio drástico de formas de vida en el planeta y que un póngido con visos de ayatollah (o un calamar braquiador en proceso de hominización con las mismas expectativas -como decían en aquella estupenda serie, FUTURO SALVAJE-) se encuentre un día los soportes oxidados donde hoy nos mandamos estos correos o donde yo saco canciones cada lustro largo (aprox.) y se limpie el culo (o la cloaca -en caso de cefalópodo inteligente-) y siga su camino.
Claro que lo mismo Rancio tiene razón sobre que "aquí no se hunde nada" y tenemos imperio milenario de ZP, Segolín Popelín y Jilariona Clintona (por cierto, cuando llegue al poder, que llegará, y dados sus contactos ultrasionistas y sus veleidades conductuales thatcherianas, ríanse de George W., en cuanto a pulsiones belígenas, intervencionismo usaco en todas partes, etc -y, si no, al tiempo-). Al final, sea de un modo o de otro, todo petará y la vida, con otras formas, seguirá su curso. Y un tataranieto de tu gato, aún más mutante, seguirá lamiéndose el culo con ejemplar serenidad.
Y lo dicho, me parece de peor gusto el DYLANESQUE (si al menos hubiese sido un DALINESQUE) que todas las chocheces parduzcas que puedan agitar las neuronas de Bryan Ferry.
 
No, la constatación no era precisamente optimista. Sólo creo que no hay a la vista una catástrofe que nos permita hacer tabula rasa del presente estado de cosas, y más vale obrar en consecuencia. Otra cosa es a largo plazo, pero a largo plazo todos estaremos muertos.

Y estoy de acuerdo con lo de la Clinton: esa mujer da mucho miedo. Y además es mucho más lista que la actual nulidad, lo cual agrava la cosa.
 
Yo creo que la tabula rasa (como suelo apuntar en mi web) tiene como fecha de inflexión el 11S de 2001. A partir de ahí la secuencia va cambiando.
Como no son lo mismo los felices 20 que los duros 30. Sobre todo, que se lo digan a los berlineses.
El que quiera entender...
 
Buen post este. Léetelo:
http://blogs.putalocura.com/dildo/?p=154
 
Muy bueno, sí. Sigo el blog de Dildo a través de feeds desde el principio, aunque no participe mucho en blogs ajenos (mea culpa).
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home


Cualo es esto
El Álbum de cromos de Frunobulax.

Subscribe with Bloglines
Subscríbete al Frunoflickr!



Instantáneas anteriores
  • 512. Descarga del día
  • Twit #00031
  • 511. Flickr Jiménez
  • Twit #00030
  • 510. Doble descarga del día
  • 509. DRIVE-IN BLOG #23
  • 509. TERRORISMO POP #01
  • Twit #00029
  • Twit #00028
  • 508. Descarga del día

  • Por favor, arrojen su spam aquí
    .

    Enlaces
  • Frunobuland
  • Flickr
  • Flickr blog
  • Google images
  • Mappr
  • Comic Life
  • Flickr pools
  • 42
  • LEGO
  • Ghosts
  • Horror
  • Stencil
  • Spooky
  • Madrid
  • Horror!
  • Graffiti
  • Lynched
  • ROBOTS
  • Your Art
  • Statuary
  • Emotions
  • Bad signs
  • Sculpture
  • Kitsch itch
  • Old Photos
  • Steampunk
  • As She Was
  • SciFi Books
  • Necrophilia
  • Pulp Fiction
  • Lego Freaks
  • Ozymandias
  • Ghost Towns
  • Superheroes
  • Fashion Past
  • Frank Zappa
  • Urban Decay
  • Found Photos
  • La Vía Láctea
  • Pussycat dolls
  • Bones 'n skulls
  • WWII Vintage
  • Plastic people
  • aPeeling Paint
  • New York City
  • Memento mori
  • Utterly surreal
  • Urban entropy
  • Satan's minions
  • Lucha Va Voom
  • Simpsons avatar
  • Book Cover Club
  • Fantastic Plastic
  • Fantastic Freaks
  • Wacky packages
  • Vanishing beauty
  • Roadside rubbish
  • Least interesting!
  • The comics group
  • Film Noir inspired
  • Globetrotting Ernie
  • Vintage Advertising
  • Lomo Fakers League
  • Obscure references
  • Las calles de Madrid
  • Children of the night
  • Shot with Spiderman
  • Weird but wonderful
  • Roadside Attractions
  • What the Hell is that?
  • Wonders of Oxidation
  • Giant fiberglass statues
  • Protests, political art...
  • The dead shall be raised
  • Science fiction unleashed
  • Large Breasts (Non-Nude)
  • Cemeteries and sensuality
  • Another Roadside Attraction
  • Mutants, mutated, mutations
  • Gargoyles, grotesques and angels
  • Etiquetas
  • 500
  • Algodonía poética
  • AUTOARQUEOLOGIA
  • Chicha
  • Cromos Terrorismo Pop
  • Descarga del día
  • Dibujitos
  • Drive-in blog
  • Estatuas
  • Fanzines para todos
  • Felin-o-rama
  • Giocóndromo
  • Land escapes
  • Lindsay Lohan
  • Lobbycardiana
  • Lucha animal
  • Luchalibrario
  • Mondo Brutto
  • Moooovierecord
  • Nazis malos
  • No
  • Patrulla X-Sprites
  • Pin-uperías
  • Portadalandia
  • Pretérito futuro
  • Ramoneras
  • Robots
  • Simp ton ni son
  • Sobre cine
  • Sobre música
  • Twitter
  • Archivos
    agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / marzo 2010 / octubre 2012 /


    Hecho con Blogger